Procurando ser académico, pero accesible

No siempre se puede lograr...

El Idioma Hebreo

Hay algunos artículos relacionados con el hebreo bíblico que espero sean útiles.

El Idioma Griego (koiné)

Hay algunos artículos relacionados con el griego koiné que espero sean útiles.

Teología y Hermenéutica

Aunque a muchos parezca no importarles tanto.

Acerca de mí

Puedes conocer algo más de mí.

En Trujillo-Perú sintonice RADIO INTEGRIDAD 105.7 FM ¡la voz que glorifica a Dios! ESCUCHE ON-LINE en www.radiointegridad.net
Visite el blog de Radio Integridad en www.radiointegridad.blogspot.com, y en Lima-Perú
sintonice Red Radio Integridad en 700 AM.

sábado, 11 de febrero de 2012

Clarificación acerca del supuesto manuscrito más antiguo del NT

El Dr. Daniel B. Wallace ha escrito una nota aclaratoria frente al debate surgido en la blogósfera a causa de su anuncio sobre el fragmento de Marcos que se supone ser del siglo primero ("Dr. Wallace: Earliest Manuscript of the NewTestament Discovered?"). Wallace afirma que el fragmento de Marcos ha sido fechado por uno de los más importantes paleógrafos del mundo. Sin embargo, esta es una hipótesis que necesita ser verificada por la comunidad académica.
Aquí reproduzco en español el artículo de Wallace:

El 01 de febrero de 2012, debatí con Bart Ehrman, en la UNC Chapel Hill, sobre si hoy en día tenemos el texto del Nuevo Testamento original. Este fue nuestro tercer debate, y se llevó a cabo ante una multitud de más de 1000 personas. Mencioné que siete papiros del Nuevo Testamento habían sido descubiertos recientemente –y seis de ellos probablemente del siglo segundo y uno de ellos probablemente del primer siglo. Estos fragmentos serán publicados aproximadamente en un año.
Estos fragmentos aumentan nuestras posesiones de la siguiente manera: tenemos un máximo de dieciocho manuscritos del Nuevo Testamento del segundo siglo y uno del primer siglo. En total, más del 43% de todos los versículos del Nuevo Testamento se encuentran en estos manuscritos. Pero lo más interesante es el fragmento del primer siglo.
Fue datado por uno de los paleógrafos más importantes del mundo. Dijo que estaba ‘seguro’ que era del primer siglo. Si esto es cierto, sería el fragmento conocido más antiguo del Nuevo Testamento que existe. Hasta ahora, nadie ha descubierto ningún manuscrito del primer siglo del Nuevo Testamento. El manuscrito más antiguo del Nuevo Testamento ha sido P52, un pequeño fragmento del Evangelio de Juan, que data de la primera mitad del segundo siglo. Fue descubierto en 1934.
Esto no es lo único, sino que el fragmento del primer siglo es del Evangelio de Marcos. Antes del descubrimiento de este fragmento, el manuscrito más antiguo que tenía Marcos era P45, de principios del siglo tercero (c. 200-250 d.C.). Este nuevo fragmento precedería aquél por 100 o 150 años.
¿Cómo estos manuscritos cambian lo que creemos que dice el Nuevo Testamento original? Tendremos que esperar hasta que sean publicados el próximo año, pero por ahora lo más probable que podemos decir es esto: Al igual que con todos los papiros del Nuevo Testamento publicados anteriormente (127 de ellos, publicados en los últimos 116 años), ni una sola nueva lectura individual se ha recomendado como auténtica. En cambio, los papiros funcionan para confirmar lo que los eruditos del Nuevo Testamento ya pensaban que era el texto original o, en algunos casos, para confirmar una lectura alternativa –pero una que ya se encuentra en los manuscritos. A modo de ilustración: Supongamos que un papiro tenía la palabra “Señor” en un versículo, mientras que todos los otros manuscritos tuvieron la palabra “Jesús”. Los eruditos del Nuevo Testamento no adoptarían, y no han adoptado, tal lectura como auténtica, precisamente porque tenemos esa abundante evidencia para la redacción original en otros manuscritos. Pero, si un papiro antiguo tenía en otro lugar “Simón” en vez de “Pedro”, y “Simón” también se encuentra en otros manuscritos antiguos y confiables, esto podría persuadir a los eruditos que “Simón” es la lectura auténtica. En otras palabras, los papiros han confirmado varias lecturas como auténticas en los últimos 116 años, pero no han introducido nuevas lecturas auténticas. El texto original del Nuevo Testamento se encuentra en alguna parte en los manuscritos que se conocen desde hace bastante tiempo.
Sin duda, estos nuevos manuscritos continuarán con esa tendencia. Pero, si se confirma que este fragmento de Marcos es del primer siglo, lo emocionante será ¡tener un manuscrito fechado dentro del tiempo de vida de muchos de los testigos oculares de la resurrección de Jesús!
Realmente estamos agradecidos con el enorme trabajo realizado por el Dr. Wallace. Comparto la emoción de él. No obstante, se debe tener precaución y aguardar el veredicto de la comunidad erudita.

lunes, 6 de febrero de 2012

¿El manuscrito más antiguo del Evangelio de Marcos?

Se ha producido una tempestad de artículos en la blogósfera debido al anuncio de Daniel B. Wallace acerca de la próxima publicación de lo que sería el manuscrito más antiguo del Evangelio de Marcos. Se trata de un fragmento de papiro que data del Primer Siglo. Wallace afirma esto en su reporte del debate que él sostuvo con Bart Ehrman. Wallace, quien dirige el Center for the Study of New Testament Manuscripts, afirma que no puede dar mayores detalles hasta la publicación del libro con toda la información. Esto me parece sumamente interesante.

sábado, 4 de febrero de 2012

Cooperando por medio de la oración (2Co 1:11)


Hoy (y todos los primeros sábados de cada mes) tuvimos nuestra reunión de oración de varones a las 05:00 am. Me correspondió guiar una breve reflexión. El texto que elegí fue 2Co 1:11. Este texto, como cualquier otro pasaje, pertenece a una unidad de pensamiento. Se encuentra en la introducción epistolar de la segunda carta a los corintios (1:1-11).[1] Esta porción de la carta funciona como la introducción. Existía una tensión entre cierto sector de la iglesia y el apóstol Pablo. Pero, el apóstol menciona la oración de los corintios hecha a favor de él cuando estaba atravesando momentos difíciles. Los ruegos de los corintios son un elemento unificador. El apóstol Pablo en el versículo 11 dice:
cooperando  también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos (2Co 1:11 R60)
He resaltado el participio presente activo συνυπουργούντων del verbo συνυπουργέω que significa “unirse para ayudar”[2]. El texto no dice explícitamente con quién están cooperando los corintios con sus oraciones. Es interesante que se hayan presentado por lo menos tres respuestas a esta cuestión:
  1. Ellos cooperan con Pablo y Timoteo.[3]
  2. Ellos cooperan los unos con los otros (y con otras iglesias) a favor de Pablo y Timoteo.[4]
  3. Ellos cooperan con Dios.[5]
Cualquiera sea la preferencia sobre este detalle, el punto de Pablo es claro: el creyente coopera por medio de la oración. Los corintios, a pesar de la tensión, se unen a Pablo por medio de la oración. Quizá muchas de nuestras tensiones en las iglesias podrían reducirse si oramos con mayor continuidad (nótese el uso del tiempo presente) a favor de unos y otros.


[1] Con respecto a esta división, por favor consultar la excelente obra de C. K. Barrett, A Commentary on the Second Epistle to the Corinthians (HNTC; New York: Harper & Row, 1973).
[2] Cf. BAGD, 793.
[3] Así, por ejemplo Barrett, op. cit.
[4] Así, por ejemplo Paul Barnett, The Second Epistle to the Corinthians (NICNT; Grand Rapids: Eerdmans, 1997).
[5] Así, por ejemplo Alfred Plummer, A Critical and Exegetical Commentary on the Second Epistle of St Paul to the Corinthians (ICC 1915, reimpreso; Edinburgh: T. & T. Clark, 1970).