En Trujillo-Perú sintonice RADIO INTEGRIDAD 105.7 FM ¡la voz que glorifica a Dios! ESCUCHE ON-LINE en www.radiointegridad.net
Visite el blog de Radio Integridad en www.radiointegridad.blogspot.com, y en Lima-Perú
sintonice Red Radio Integridad en 700 AM.

Deslinde

LO QUE APARECE PUBLICADO EN ESTE BLOG NO ES NECESARIAMENTE EL PUNTO DE VISTA DE LA IGLESIA O LAS INSTITUCIONES A LAS QUE EL AUTOR PERTENECE
LAS CITAS VERTIDAS AQUÍ TIENEN UN PROPÓSITO ESTRICTAMENTE EDUCATIVO

sábado, 4 de febrero de 2012

Cooperando por medio de la oración (2Co 1:11)


Hoy (y todos los primeros sábados de cada mes) tuvimos nuestra reunión de oración de varones a las 05:00 am. Me correspondió guiar una breve reflexión. El texto que elegí fue 2Co 1:11. Este texto, como cualquier otro pasaje, pertenece a una unidad de pensamiento. Se encuentra en la introducción epistolar de la segunda carta a los corintios (1:1-11).[1] Esta porción de la carta funciona como la introducción. Existía una tensión entre cierto sector de la iglesia y el apóstol Pablo. Pero, el apóstol menciona la oración de los corintios hecha a favor de él cuando estaba atravesando momentos difíciles. Los ruegos de los corintios son un elemento unificador. El apóstol Pablo en el versículo 11 dice:
cooperando  también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos (2Co 1:11 R60)
He resaltado el participio presente activo συνυπουργούντων del verbo συνυπουργέω que significa “unirse para ayudar”[2]. El texto no dice explícitamente con quién están cooperando los corintios con sus oraciones. Es interesante que se hayan presentado por lo menos tres respuestas a esta cuestión:
  1. Ellos cooperan con Pablo y Timoteo.[3]
  2. Ellos cooperan los unos con los otros (y con otras iglesias) a favor de Pablo y Timoteo.[4]
  3. Ellos cooperan con Dios.[5]
Cualquiera sea la preferencia sobre este detalle, el punto de Pablo es claro: el creyente coopera por medio de la oración. Los corintios, a pesar de la tensión, se unen a Pablo por medio de la oración. Quizá muchas de nuestras tensiones en las iglesias podrían reducirse si oramos con mayor continuidad (nótese el uso del tiempo presente) a favor de unos y otros.


[1] Con respecto a esta división, por favor consultar la excelente obra de C. K. Barrett, A Commentary on the Second Epistle to the Corinthians (HNTC; New York: Harper & Row, 1973).
[2] Cf. BAGD, 793.
[3] Así, por ejemplo Barrett, op. cit.
[4] Así, por ejemplo Paul Barnett, The Second Epistle to the Corinthians (NICNT; Grand Rapids: Eerdmans, 1997).
[5] Así, por ejemplo Alfred Plummer, A Critical and Exegetical Commentary on the Second Epistle of St Paul to the Corinthians (ICC 1915, reimpreso; Edinburgh: T. & T. Clark, 1970).

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.