Procurando ser académico, pero accesible

No siempre se puede lograr...

El Idioma Hebreo

Hay algunos artículos relacionados con el hebreo bíblico que espero sean útiles.

El Idioma Griego (koiné)

Hay algunos artículos relacionados con el griego koiné que espero sean útiles.

Teología y Hermenéutica

Aunque a muchos parezca no importarles tanto.

Acerca de mí

Puedes conocer algo más de mí.

En Trujillo-Perú sintonice RADIO INTEGRIDAD 105.7 FM ¡la voz que glorifica a Dios! ESCUCHE ON-LINE en www.radiointegridad.net
Visite el blog de Radio Integridad en www.radiointegridad.blogspot.com, y en Lima-Perú
sintonice Red Radio Integridad en 700 AM.

lunes, 29 de julio de 2013

Libera: Song of Life

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. (Jn. 1:4 R60)
La vida es un milagro, es un don de Dios, está en Jesucristo. Libera, como es característico, hace una extraordinaria interpretación. Les comparto este vídeo Pueden visitar el canal oficial de Libera en esta dirección:
http://www.youtube.com/OfficialLibera

miércoles, 24 de julio de 2013

¡Felices fiestas Patrias, 2013!

domingo, 21 de julio de 2013

La Ley ¿por medio de ángeles?

Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución (He. 2:2 R60)
εἰ γὰρ ὁ δι᾽ ἀγγέλων λαληθεὶς λόγος ἐγένετο βέβαιος καὶ πᾶσα παράβασις καὶ παρακοὴ ἔλαβεν ἔνδικον μισθαποδοσίαν 
De lo relatado en Éx. 19 y 20 no tenemos indicación de la presencia de ángeles cuando Moisés recibió la ley. Pero, como señala W. L. Lane (Hebrews 1-8 [WBC 47A, Dallas: Word, 2002], 37.), el pasaje de Dt. 33:2 nos declara:
Dijo: Jehová vino de Sinaí,
Y de Seir les esclareció;
Resplandeció desde el monte de Parán,
Y vino de entre diez millares de santos,
Con la ley de fuego a su mano derecha
Aquellos "diez millares de santos", la LXX dice ἐκ δεξιῶν αὐτοῦ ἄγγελοι μετʼ αὐτοῦ ("ángeles estuvieron con él a su mano derecha"). Antes del primer siglo hubo la convicción de que los ángeles cumplieron una labor mediadora en la transmisión de la ley. Es por esa razón que encontramos eco de esta convicción en el NT en el discurso de Esteban (Hch. 7:38,53), en Pablo (Gá. 3:19) y en nuestro autor de la epístola a los Hebreos. Por tales citas del NT podemos concluir que la creencia en ángeles mediadores de la ley es correcta.
En la literatura extra-bíblica, en el período de los Macabeos, en el libro de los Jubileos se nos narra que la ley fue comunicada a Moisés por el "ángel de la Presencia". Jub. 1:27: "Y [Dios] dijo al ángel de la presencia: Escribe para Moisés desde el principio de la creación hasta que mi santuario fue construido entre ellos por toda la eternidad"; 2:1: "Y el ángel de la presencia habló a Moisés conforme a la palabra del Señor, que decía: Escribe la historia completa de la creación, cómo en seis días el Señor Dios terminó todas sus obras y todo lo que creó, y guardó reposo en el séptimo día y lo santificó para todas las edades, y lo designó como una señal para todas sus obras". A fines del primer siglo, Josefo escribió en Antigüedades 15:136: ἐν τοῖς νόμοις δι᾽ ἀγγέλων ("en la ley por medio de ángeles").

viernes, 5 de julio de 2013

אֹהֶל מוֹעֵד "tabernáculo de reunión"

Significa "tienda para la asamblea, reunión". Se usa con mucha frecuencia. Éx. 30:36; en Éx 27:21-40:35 se usa unas 33 veces; en Lv. 11:1-19:21 aparece 39 veces; en Nm. 11:1-31:54 unas 55 veces. La palabra hebrea מוֹעֵד significa “reunión/asamblea”. El tabernáculo es el punto de encuentro entre Dios y la congregación de Israel.

Levítico 1:1, algunas reflexiones

וַיִּקְרָ֖א אֶל־מֹשֶׁ֑ה וַיְדַבֵּ֤ר יְהוָה֙ אֵלָ֔יו מֵאֹ֥הֶל מוֹעֵ֖ד לֵאמֹֽר׃ 
wayyiqrāʾ ʾel-mōše waydabbēr yhwh ʾēlāyw mēʾōhel môʿēd lēʾmōr
Estas palabras abren la primera sección de Levítico que va desde el cap. 1 hasta el cap. 7. Esta sección trata acerca de las regulaciones de los sacrificios y ofrendas. El tema de la santidad es fundamental no sólo en Levítico, sino para Dios y para Su pueblo, tanto en el AT como en el NT. Es cierto que el tema de la santidad no es muy popular en el mundo contemporáneo supuestamente tolerante con ciertos criterios e intolerante con otros. Pero, eso es de esperarse pues la Biblia va a contrapelo de la cultura pagana. Lo desconcertante es la inconsistencia de ciertos sectores cristianos en donde el tema de la santidad se ha vuelto no sólo impopular sino ausente.
Los primeros 7 capítulos de Levítico nos recuerdan una verdad sencilla y urgente: una vida santa es imposible sin la expiación por el pecado. La santidad no puede sustituir nuestra pecaminosidad, tiene que haber expiación sustitutoria. וַיִּקְרָא waw consecutivo + verbo Qal imperfecto 3a persona masculino singular "y llamó". Como lo he señalado, el waw consecutivo conecta esta narrativa con Éx. 40:24-38. Existe, pues, unidad entre la revelación sinaítica y el código de santidad. Hay tres verbos usados, dos imperfectos "llamó... habló..." y uno en infinitivo "diciendo...". Esto no es muy usual. La fórmula más común es וַיְדַבֵּ֤ר יְהוָה֙ אֶל־מֹשֶׁ֔ה "y habló YHWH a Moisés" que se usa 33 veces (Lv. 4:1; 5:14, 20; 6:1,12,17; 7:22,28; 8:1; 11:1; 12:1; 13:1; 14:1,33; 15:1; 16:1; 17:1; 18:1; 19:1; 20:1; 21:16; 22:1,17,26; 23:1,9,23,26,33; 24:1,13; 25:1; 27:1). En cambio esta fórmula es reservada para situaciones excepcionales y muy solemnes (cf. Éx. 3:4; 19:3; 24:16). אֶל־מֹשֶׁה preposición + nombre propio "a Moisés", señala al mediador que es humano (cf. 1 Ti. 2:5-6) por medio del cual nos llega la revelación, la voz de Dios. וַיְדַבֵּר waw consecutivo + verbo Pi’el imperfecto 3a persona masculino singular "y habló". יהוה nombre propio "YHWH". Es el mismo Señor quien habla e instruye acerca de la santidad y los sacrificios, haríamos bien en oír atentamente Su voz. אֵלָיו preposición + sufijo de 3a persona masculino singular "a él", es decir, a Moisés. מֵאֹהֶל מוֹעֵד preposición + nombre masculino singular constructo + nombre masculino singular "desde [el] tabernáculo [de] reunión", el lugar destinado a manifestar la presencia de Dios en medio de Su pueblo. לֵאמֹר preposición + verbo Qal infinitivo constructo "diciendo".

Los niños y el Levítico

Con Levítico sucede lo que decía M. Burrows que muchas áreas del judaísmo como el sistema sacrificial requieren relativamente poca atención porque ya no son importantes para la religión del Nuevo Testamento (M. Burrows, An Outline of Biblical Theology [Philadelphia: Westminster, 1946], 5). Hay muchos creyentes que estarían muy prestos a defender la inspiración plenaria y verbal de las Sagradas Escrituras, pero no tienen la misma pasión para estudiar el también inspirado libro de Levítico, y mucho menos encuentran lecciones para aplicarlas a la vida en el siglo XXI. Si esto sucede con los cristianos adultos, resulta muy inusual que los niños de la iglesia cristiana sean introducidos a la lectura del libro de Levítico. Hace algún tiempo que Víctor Hamilton nos recordó que el primer libro que un niño judío estudiaba era el libro de Levítico (V. P. Hamilton, “Recent Studies in Leviticus and Their Contribution to a Further Understanding of Wesleyan Theology,” en A Spectrum of Thought: Essays in Honor of Dennis F. Kinlaw, ed. M. L. Peterson [Wilmore: Asbury College, 1982], 146). Si Jesucristo citó con autoridad este libro sagrado, cuánto más nosotros. En palabras de G. Wenham, "Si deseamos caminar tras las huellas de Nuestro Señor y tener sus pensamientos, debemos procurar entender el sistema sacrificial de Levítico. Éste fue establecido por el mismo Dios que envió a Su Hijo para morir por nosotros; y al redescubrir los principios de adoración del AT escritos allí, podremos aprender la manera de acercarnos a un Dios Santo" (Gordon J. Wenham, The Book of Leviticus [NICOT; Grand Rapids: Eerdmans, 1979], 37).

Lecturas en Levítico...

El libro de Levítico no es muy popular actualmente entre los lectores de la Biblia. El sistema sacrificial descrito en ese texto resulta extraño a muchos. Me encantaría compartir en este espacio mi encuentro con el texto hebreo de Levítico, pero el tiempo no siempre me lo permitirá. Pero, algo podré comentar. Hay sutilezas gramaticales que parecen ser sólo advertidas por los gramáticos y dudo mucho que los lectores originales reparasen en ellas. Pero, el waw consecutivo inicial de וַיִּקְרָ֖א con el cual comienza el texto hebreo del Levítico no debió quedar inadvertido. Conecta la narrativa siguiente con la precedente de Éx. 40:24-38.